Acerca de mí

Mi foto
Mexicali, Baja California, Mexico
Historiador por la Universidad de Guadalajara y El Colegio de Michoacán, con un breve momento oscuro en El Colegio de la Frontera Norte. Nacido en Durango, criado y creado entre Ensenada, Ameca y Guadalajara, y ahora radico en Mexicali: es decir un jalisquillo fronterizo de origen duranguense, pero no bailo pasito duranguense (mucho menos tribal).

Lo que leo

Miguel León-Portilla, Independencia, Reforma, Revolución ¿y los indios qué?, ciudad de México, Conaculta / UNAM, 2011. [¿Me atreveré? Sigo sin atreverme, lo más probable que sea un mal rato...]

viernes, 20 de enero de 2012

¿Año nuevo o la mitad de mi año?

Durante la sesión de mensajes por celular del pasado 31 de diciembre de 2011, por mi parte y en respuesta a varios mensajes de ¡Feliz  año nuevo! decidí enviar un mensaje que decía, más o menos (creo que más): ¡Feliz año nuevo para todos!, que para mí es sólo la mitad del año 48 del reinado de Mario Alberto el Sabio... Como muchos saben o más bien mis amigos más cercanos, desde hace muchos años pienso que la fecha realmente significativa para los seres humanos es la de su cumpleaños respectivos, por algo durante la mayoría de la historia occidental y de buena parte de la mundial, las cronologías se han basado en las fechas de ascensión de los dictadores (en el concepto helénico), príncipes (en el sentido romano del primero entre los primeros), monarcas, lord protectores, papas, repúblicas (recuérdese de la primera a la tercera repúblicas francesas, o el III Reich), e incluso sexenios. Así que más que ser monarquista (mea culpa) soy un historiador ortodoxo muy apegado a mi centralidad humana...