Acerca de mí

Mi foto
Mexicali, Baja California, Mexico
Historiador por la Universidad de Guadalajara y El Colegio de Michoacán, con un breve momento oscuro en El Colegio de la Frontera Norte. Nacido en Durango, criado y creado entre Ensenada, Ameca y Guadalajara, y ahora radico en Mexicali: es decir un jalisquillo fronterizo de origen duranguense, pero no bailo pasito duranguense (mucho menos tribal).

Lo que leo

Miguel León-Portilla, Independencia, Reforma, Revolución ¿y los indios qué?, ciudad de México, Conaculta / UNAM, 2011. [¿Me atreveré? Sigo sin atreverme, lo más probable que sea un mal rato...]

jueves, 18 de junio de 2009

Y la memoria colectiva apá?

“Según Halbwachs, la memoria colectiva es la que “tiene por soporte un grupo circunscrito en el espacio y en el tiempo”. […] Además, la memoria colectiva es, para Halbwachs, una memoria vivida por el grupo en la continuidad y en la semejanza a sí mismo, lo que le permite contraponerla a la memoria histórica, que sería la memoria abstracta de los historiadores que periodizan el pasado, lo insertan en una cronología y destacan las diferencias”
  • Gilberto Giménez, Teoría y análisis de la cultura, Ciudad de México, Instituto Coahuilense de Cultura / Conaculta, 2005, vol. 1, 99.

“Nosotros, por el contrario [a Halbwachs], concebimos la memoria colectiva como la memoria de un esquema de acciones individuales, de un plano de enlace entre recuerdos, de una red formal. Los contenidos de esta memoria colectiva no pertenecen al grupo sino son propiedad de los diversos participantes en la vida y en el funcionamiento de ese grupo (como mecanismos montados, mediante el aprendizaje, en el cuerpo y en el pensamiento de cada uno de dichos participantes). Pero ninguna de estas memorias individuales puede existir si no encuentra su lugar dentro de un conjunto del que cada una constituye sólo una parte. […] Justamente porque la memoria colectiva es la memoria de una estructura de la rememorización, los vacíos que pueden abrirse en ella se perciben como vacíos llenos, llenos de algo cuya necesidad se siente para que la totalidad del escenario vuelva a encontrar su sentido […], pero por el hecho de haberse cortado ciertos hilos que unían América con África, queda forzadamente como lo pleno de una ausencia. En todo caso, la ausencia no es realmente olvido total, porque la forma que debe llenarse sólo existe si faltan las imágenes destinadas a llenarla”.

  • Roger Bastide, “Memoria colectiva y sociología del bricolage”, en Giménez, Teoría y análisis de la cultura, vol. 2, p. 147.

Nota. El próximo semestre impartiré la optativa Identidad y memoria: aproximaciones metodológicas desde la Historia en la Maestría en Estudios Socioculturales, y espero que sea el inicio de un nuevo derrotero dentro de mis aspiraciones en mis investigaciones históricas.

lunes, 8 de junio de 2009

Voto blanco vs Boleta en blanco

La verdad es que cada vez estoy más convencido de anular mi voto en las próximas elecciones federales y muy probablemente en las estatales de 2010, ambas intermedias para sus respectivos niveles de gobierno (federal y estatal). Esto por como se han ido presentando las acciones de gobierno del panismo, tanto estatal como federal, pero sobre todo ante los crecientes llamados de las autoridades y políticos para no caer en ese "error" de anular el voto que se ha empezado a ver como un movimiento que los va a aplastar en las urnas, mucho más que el del abstencionismo, que ya ni siquiera les merece un comentario.
En La Crónica de hoy aparece una nota titulada "Contarán como nulo el llamado voto blanco" (Milthon Minor), y en el cual se consignan las declaraciones de Sergio Bernal, vocal ejecutivo del IFE en Baja California, que sólo reflejan este creciente miedo al rechazo ciudadano a todos "ellos". Por ejemplo, el reportero escribe que "Sergio Bernal Rojas consideró que dejar la boleta en blanco es desperdiciar el voto, ya que la única forma de elección es seleccionando algún emblema de partido ya establecido" [énfasis añadido].
Es precisamente este el asunto que los que vamos a votar anulando es lo que estamos buscando revertir, es decir nos cansamos de votar por el menos peor o el menos jodido. Pero además, nadie plantea que se deba dejar en blanco la boleta, es decir que confundir el movimiento del "voto blanco" con la desición de anular el voto es de parvulitos, y más con la idea de ir a las urnas y dejarla en "blanco", que no me cabe en la cabeza que los confunda el vocal del IFE .
El movimiento del "voto blanco" fue el primer intento ciudadano por hacernos oir, el cual consiste en pasar de una democracia por mayoría simple a una por mayoría absoluta, que los que ganen (en una primera vuelta) lo hagan con el 50% más uno del padrón electoral, y de no hacerlo se va a una segunda vuelta con los dos o tres candidatos con mayores votos y entonces, en esta segunda ronda de votaciones, se gane por la mayoría de los votos emitidos. Buscando así que los candidatos ganen con mayor representatividad, pero además que exista la casilla del "voto en blanco" que implica un rechazo al sistema electoral y partidista completo y que debe ser contado como tal. Así cada elección no sólo se logra medir la representatividad de los funcionarios electos, sino también el sistema en su conjunto.
Como esto no se logró y en Baja California estuvo uno de los movimientos más fuertes, muchos hemos migrado por la desesperanza y hemos llegado a la postura individual de anular el voto, como una forma de hacer un llamado de atención a todo el sistema político, y no necesariamente al electoral. Es un movimiento de rechazo a los partidos que nos han secuestrado a todos los ciudadanos, negándonos el principio constitucional de votar y ser votados, ya que al poner en leyes secundarias, que sólo es a través de partidos, es cohartarnos nuestro derecho.
Pero además, hasta donde he leído en notas, blogs, comentarios y reportajes, los que estamos a favor de anular el voto, esperamos que el IFE así lo cuente y no como "voto blanco", porque estamos conscientes que eso no es posible, por este secuestro de la partidocracia. Así la declaración de Bernal de que "El IFE considera el "voto blanco" como nulo, al no estar considerado como marcado por alguna fuerza; y se contabilizan sólo válidos y nulos, no se identifica el "voto blanco" en total". Además de confundir dos movimientos diferentes, es precisamente por las circunstancias del secuestro ciudadano que se llegó a la situación de las campañas ciudadanas de anular el voto. Frente a las actitudes de secuestradores baratos, los ciudadanos buscamos dar muestras de vida, pero no bajo los esquemas de los delincuentes, sino por nuestros propios medios y aspiraciones.
Lo que se busca es precisamente que el IFE cuente los votos nulos, para poder después restregarles en la cara ese porcentaje de acciones ciudadanos contra todos "ellos". Por eso las propuestas de anotar un candidato independiente como "Esperanza fallida", no han tenido tanto impacto, porque sabemos que esos no los cuentan, sino los engloban en "votos nulos". Es decir, el secuestrador se está viendo acorralado por sus supuestas víctimas, y por ellos esta campaña institucionalizada "a favor del voto [partidista]", pero no a favor del voto ciudadano.
El citado funcionario dice que "se debería debatir posteriormente el tema, al ser parte de las diferentes inquietudes de la sociedad, y quizá la próxima legislatura determinará qué va a pasar". Eso es precisamente el punto, los ciudadanos ya lo debatimos y lo que se está observando, a pesar de no querer verlo, es que ya decidimos sobre nuestro futuro como democracia y como nación. Sólo estarán en este proyecto los políticos que entiendan a qué se enfrentan, que son muy pocos, los demás estarán defendiendo su hueso como "perros".
Por último, me llama la atención otra declaración de Bernal: "El voto nulo quiere decir que no tiene fuerza para apoyar a algún candidato". Cuando sólo se ve de un color, por más que quieras mostrar la riqueza cromática, pictórica y narrativa de un cuadro de Monet o Chagall, hay personas que sólo ven un lindo cromo para colgar en la sala porque combina con su sala o con el arreglo de flores artificiales que les regaló una tía...