Acerca de mí

Mi foto
Mexicali, Baja California, Mexico
Historiador por la Universidad de Guadalajara y El Colegio de Michoacán, con un breve momento oscuro en El Colegio de la Frontera Norte. Nacido en Durango, criado y creado entre Ensenada, Ameca y Guadalajara, y ahora radico en Mexicali: es decir un jalisquillo fronterizo de origen duranguense, pero no bailo pasito duranguense (mucho menos tribal).

Lo que leo

Miguel León-Portilla, Independencia, Reforma, Revolución ¿y los indios qué?, ciudad de México, Conaculta / UNAM, 2011. [¿Me atreveré? Sigo sin atreverme, lo más probable que sea un mal rato...]

lunes, 25 de julio de 2011

Blake Mora reloaded

En las más recientes imágenes del flamante Secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, muestra una nueva imagen personal: delgado y muy serio. De repente como que se quiere reir, pero como que sus asesores de imagen, le dicen, calladito se ve más bonito... Una de las múltiples preguntas que me asaltan y no me dejan cambiar de canal (el del Congreso), es si esta delgadez se deba a su enorme carga como ministro del Interior en un gobierno como el calderonista, que una vez la riega y otra también... Pero entonces, ¿no come de las preocupaciones nacionales?, ¿y por qué no lo hizo siendo Secretario General de Gobierno de Baja California?, ¿sus preocupaciones eran menores y por esa actitud y figura bonachona? No obstante, el anterior secretario Gómez Mont no bajó de peso y siempre mantuvo esa silueta regordeta... ¿Es recomendable que el virtual Jefe de Gobierno (o así debía de ser) esté a dieta y realizando ejercicios de definición de músculo, al mismo que maneja o intenta manejar las riendas de la política interna mexicana? Sobre todo si la motivación es la vanidad personal y el cálculo mercadológico para "afianzar" su posible candidatura a la gobernatura de Baja California en 2013... Pero además, ¿realmente creen que el bajacaliforniano ya olvidó que Blake Mora fue uno de los principales causantes de la derrota electoral panista de 2010 en Baja California?, y eso sin hablar de su tibia y anodina gestión como Secretario General de Gobierno... Además, si hubiera realizado una gestión destacable sería en este momento presidenciable, pero no es así y en general ya nadie pide su destitución, porque en México ya se considera que la gestión calderonista va de salida, ya cada vez son menos las exigencias de resultados y más las solicitudes de dejen a otros hacer, y al cabo ya se van, de una manera o de otra, el experimento calderonista de la generación del fracaso va de salida, por eso estamos entre las opciones políticas de unos adolescentes calenturientos y unos dinosaurios resucitados... Creo que la nueva imagen de Blake Mora llega tarde a la escena política mexicana...

No hay comentarios.: